Spánverjavígin

matarvascos

Topo así de repente con un resumen que acaba de tuitear El País, la lista de las cinco noticias más leídas de este diario en las redes sociales. Las noticias que han conseguido viralizarse hasta el fondo en los últimos siete días. Así, nos enteramos que titulares como “¿Nacer a final de año influye en las notas?”, “Un 25% de los españoles cree que el Sol gira alrededor de la Tierra” o “24 señales de que es usted un triunfador (aunque aún no lo sepa)” han sido los que más han seducido al lector del diario. No es de extrañar a priori, ya que siguen las prerrogativas de manual para tener éxito en las redes. No faltan las  listas de autoayuda que quieras que no, sirven tanto para un roto como para un  el descosió. Claro que para “descosíos”, los de esos infalibles porcentajes que muestran peculiaridades que nos retrotraen a la Edad Media (¿!!?).

Hasta la Edad Media no, pero hasta  el siglo XVII si que nos tenemos que ir, para entender la que, para un servidor es la noticia de la semana, del mes y puede que del año. Si, nos estamos refiriendo a la noticia de los vascos que, por cierto ya es raro, no aparece listada en el Top Five al que nos referíamos antes. La derogación de la ley que permitía matar vascos. Un bombón de noticia para los medios de comunicación. El mismo EL País titulaba hace seis días: “Cuando en Islandia estaba bien visto matar vascos”. De esos anacronismos, que llevados al contexto actual, son un bombón para los editores de medios que buscan tráfico en su web.

“Que no se enfaden los islandeses, ahora que somos amigos, pero las cosas eran así: ellos no sabían cazar ballenas. Solo aprovechaban las que encallaban en la costa. Las remataban, se comían la carne y empleaban los huesos en la construcción de casas. La expresión islandesa para desear buena suerte es hvelreki, una palabra que incluye el sustantivo ballena y el verbo varar. Buena suerte: que una ballena quede varada en tu playa”.

La noticia nos trae devuelta a la mayor masacre ocurrida nunca en Islandia -32 vascos que quedaron varados en la isla- y que fue conocida como la “Matanza de los españoles” (nos enteramos por Wikipedia que en el idioma de Björk sería algo así como Spánverjavígin). La desconfianza generada por una competencia feroz con el tema del bacalao de aquellas frías aguas, y algún rifi rafe por quítame allí unas cuantas ovejas, desencadenó en una ley proteccionista que el otro día, al cumplirse quinientos años redondos de aquellos luctuosos sucesos, se derogó de manera simbólica. “Entre los presentes también estuvo Xabier Irujo, descendiente de uno de los balleneros asesinados, y Magnús Rafnsson, descendiente de uno de los islandeses que mataron a los vascos, como símbolo de la reconciliación de ambas partes”, comenta ABC al respecto del singular acto conmemorativo acaecido en el distrito de los Fiordos del Oeste. Un acto protocolario que, teniendo en cuenta que la ley islandesa no permite el asesinato de persona alguna, se antoja una de las acciones de promoción turística más curiosa de los últimos tiempos. “Al menos es seguro para los turistas vascos venir ahora a nuestro país”, comentó una de las autoridades presentes en el acto.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s