Cuento chino

traductor_chino

Estaba yo tan tranquilo acabando mi jornada de trabajo en el aula de profesores, cuando de repente ha entrado un señor con aspecto de chino que preguntaba por un profesor que no se encontraba en la sala. Ha empezado a hablar conmigo y se ha presentado como traductor de chino. Mejor dicho, en su tarjeta que tenéis más arriba reza: ‘Intérprete Jurado Chino’. Me explica Ho-Meng Chang Shiu cuenta con una notaría que ha abierto en la calle Ali-Bei en la que tiene clientes chinos que quieren hacer negocios con empresas españolas. Me ha hablado de sus dotes con una gracia tan española que no parecía chino (¿!!?). De hecho, habla mejor que los españoles. “Te puedo poner en contacto con empresas chinas, no sólo puedo traducirte lo que quieras al chino, también te puedo abrir las puertas de muchos negocios que podrían estar interesados en invertir en Barcelona. Podíamos montar una web con la marca Barcelona (sic) como pretexto”, me ha comentado en un momento este ciudadano taiwanés. “Lo que ocurre en Hong Kong es que con la crisis la gente se ha acordado de repente de sus derechos. En China no tenemos derechos, pero como la economía está fuerte nadie se acuerda”, nos comenta este dicharachero que nos pone sobre aviso: “La presentadora Usun Yoon de El intermedio no era ni china, ni de Utrera. Si lo necesitas, yo también puedo poner la cara de chino que pone ella”, añade con mucha gracia. “Lo que habría que saber es dónde se produjo el malentendido con Zapatero cuando afirmó que los chinos iban a comprar la deuda española. Que un chino responda si, no quiere decir que esté de acuerdo, quiere decir que te ha escuchado”, me comenta antes de salir por la puerta con una sonrisa de oreja a oreja. Le he invitado a que venga una mañana a dar una clase sobre cómo pueden interactuar hoy mismo dos marcos socio-económicos como serían el nuestro y el ahora muy atractivo mercado chino. En breve lo tenemos en clase.

Anuncios

2 comentarios en “Cuento chino

  1. Teresa dijo:

    Solo quiero aportar a esta interesante crónica que, en este país, si un extranjero (dígase chino, coreano, etc) viene con 35mil Euros en la mano puede obtener un permiso de residencia y trabajo y montar su negocio en España. Trabajo para una gestoría legal que su trabajo es montar los dichosos Business Plans, que pide el Ayuntamiento en su proceso de legalización. Ya que los hago yo, personalmente, he visto toda clase de negocios. Uno de los que más me ha gustado es una empresa que se dedica a instalar peceras que reproducen la fauna y flora de un mar específico, con sus tipos específicos de peces y algas, muy bonito para un oficina o residencia de alto standing. Hablo de este porque es uno de los más originales, que se sale del típico bar o restaurante. Bueno que estoy segura que la intervención de este personaje puede ser muy muy interesante para tus alumnos, seguro que le sacarán todo el jugo que sea posible y se enterarán como podemos los autóctonos encontrar un canal de comunicación con ellos y compartir un poco del pastel tan apetitoso que se están comiendo. Saludos y aupa con el blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s