Fem empresa?

Empezamos el post como más nos gusta, con una pregunta. Y la cuestión del día es ¿por qué razón no hay más empresas jóvenes, dinámicas y emprendedoras en nuestro país que echen a volar (y mucho menos que echen raíces y se aposenten en el mercado durante algún tiempo)? Para conseguir una respuesta más o menos ejemplificadora echamos mano del blog de David Bonilla (Yo en el universo) que se pregunta estos días (y seguramente todos los días de su vida cómo emprendedor)  lo mismo:

“Todos los que nos movemos en el sector del desarrollo de software estamos hartos de oír hablar de los centenares de startups, nuevas empresas de base tecnológica, que surgen como setas en Estados Unidos u otros países, mientras que en España aparece un Tuenti o un BuyVip cada 2 años.

La razón es muy, muy sencilla. Simplificando hasta el infinito, la receta para que una startup triunfe tiene dos ingredientes:

* Una buena idea
* Tiempo y recursos para convertirla en una realidad

El problema es que, en España, hay buenas ideas, pero dinero -que es la traducción más prosaica de ‘tiempo y recursos’- NO HAY.

En esta entrevista del periódico económico Cinco Días, Rodolfo Carpentier, presidente de DaD, que pasa por ser una de las firmas de inversión en startups tecnológicas de referencia en España, afirma que invierten “de 50.000 a 200.000 euros” por empresa y que, de media, financian 4 proyectos al año.

Es decir, que una de las principales firmas de inversión en España invierte una media de… ¿800.000 euros al año?”

David se imagina a él mismo presentando una idea como la de Twitter a un grupo inversionista en este país y también se imagina la respuesta del capitalista español de turno (ya os la avanzo yo: descorazonadora):

En realidad, los desarrolladores americanos, ingleses o alemanes no son mejores ni peores que nosotros. Simplemente son… suficientes.

¿Os imagináis presentando la idea de negocio de Twitter a un inversor español? Esperad, antes de que os atragantéis de la risa, imaginad que conseguís que os hagan caso y que, entonces, les empezáis a hablar de escalabilidad, de latencia, de NoSQL y pedís dinero para contratar a 8 o 10 técnicos. A que no os resulta difícil visualizarlos diciendo: “Venga hombre, ¿para esa cosita de 140 caracteres?. Eso, entre dos, lo tenéis hecho. Y el diseño, por 600 € hay una empresa en Ciudad Real que te hace la güel entera…“.

En la web SMLatam (se presenta con la coletilla “El punto de encuentro de social media en español”) se preguntan por la empresa del futuro. Una cuestión harto peliaguda teniendo en cuenta la rapidez con la que está cambiando el modelo de empresa en los últimos tiempos (acordaros de la figura de la  “empresa hueca” que estuvimos viendo antes de las Navidades). Para llegar a las conclusiones que os copio más abajo la web toma como referencia un reciente estudio de IBM con una muestra que incluye a más de 1.000 CEOs de  multinacionales de 40 países.

[Por cierto, antes de seguir deberíamos aclarar que es un CEO, palabra que os habréis cansado de leer en los últimos tiempos y que corresponden a las iniciales en inglés de Chief Executive Officer. Algo así como el ejecutivo responsable de las operaciones de una empresa. Pero ya trataremos este término con mayor detenimiento en futuras entregas].

Asi pues, según SMLatam las prospecciones que se desprenden de la encuesta de IBM nos presentan cinco aspectos a partir de los cuales sustentar las bases de la empresa del futuro:

“En un futuro (no muy lejano), las empresas del futuro serán más conscientemente sociales. La socialización de la web ha democratizado los mercados, los modelos tradicionales de publicidad se ven amenazados por un David que, con una solo piedra, puede tumbar a un gigante que ha reinado por 60 años. En ese futuro no tan lejano, las empresas tendrán que, para subsistir, tener un núcleo fuerte conformado por 5 pilares fundamentales:

1. Hambrienta al cambio: es capaz de cambiar rápidamente y exitósamente. La empresa del futuro no simplemente sigue tendencias, las moldea y las lídera. Los cambios en los mercados y en las industrias son una manera de separarse de la competencia. ¿Está preparada tu empresa para gerenciar un cambio, medirlo y adaptarlo? ¿Posees los procesos para incubar nuevos productos y/o servicios?

2. Innovadora: la empresa del futuro sobrepasa las expectativas de los consumidores más exigentes. Relaciones estrechaz con los consumidores les permiten sorprenderlos con las innovaciones que hacen que el negocio sea más exitoso. ¿Cuando las preferencias de los consumidores cambian, eres el primero en reaccionar o son tus competidores?

3. Integrada: la empresa del futuro está integrada para aprovechar los beneficios de una economía global. Su negocio está diseñado para poder aceder a las mejores capacidades, conocimientos y recursos desde cualquier parte del mundo. ¿Estás pensando o desarrollando un líder que tiene un pensamiento más global?

4. Rompe el molde: la empresa del futuro rompe el molde por naturaleza. Desafía su modelo de negocio para alterar las bases de la competencia. Cambia constantemente su proposición de valor, no utiliza los canales tradicionales de distribución y en cuanto tiene se vuelve a reinventar. ¿Dedicas tiempo a investigar otras industrias para tomar ideas que puedan alterar tus mercados?

5. Genuina: la empresa del futuro es genuina en las acciones que toma, teniendo una consciencia más social de sus mercados. ¿Les ofreces a tus empleados la oportunidad de marcar una diferencia?”.

Esta mañana mi excompañero y amigo Ramón Torrent (en Twitter @ramon_torrent) me ha puesto tras la pista de uno de los modelos de negocio actuales que podríamos denominar como “exitosos”. Se trata de sistema desarrollado a través de cupones descuento por parte de la plataforma Groupon. Yo mismo me he hecho una limpieza dental (y la semana que viene tengo una de cutis) gracias a estos cupones que además van muy bien como regalo para terceras personas. Ramón ha plantado delante de mis narices este artículo a la web especializada Marketing Directo de la que ya hemos hablado en este blog en más de una ocasión: “El modelo Groupon, que tiene ya dos años, es el proyecto estrella del momento. A través de este portal, varias empresas pueden tener la posibilidad de recibir nuevos clientes sin necesidad de invertir en publicidad, ni de tener una propia página web, ni buscando en su base de datos un público objetivo”. El sistema en cuestión -a todas luces sencillo para que vamos a engañarnos, aunque ya sabes que lo simple te puede llevar al éxito tan rápidamente o más que lo altamente “sofisticado”- consiste en poner en la óbrita on line a unas empresas y comercios que básicamente operan en el mundo físico: “Lo bueno de esta estrategia es que las tiendas locales pueden darse a conocer a través de este medio con un mínimo presupuesto. Esto se debe a que los usuarios, luego de comprar un cupón, llegan a conocer los servicios de este local y, de salir satisfechos, la probabilidad de regreso es muy alta”, nos comenta el blog para más adelante darle la palabra al creador del portal, Andrew Mason que considera que la clave del éxito estriba precisamente en la repetición de compra de unos clientes que pasan a ser fielesuna vez han probado un servicio que previamente no tenían por qué conocer : ““Los negociantes ven en Groupon una puerta abierta para que los nuevos clientes vuelvan a visitar sus instalaciones”, afirma el ingenioso empresario.

Anuncios

Un comentario en “Fem empresa?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s